Náufrago en tierra

lunes 13 de abril de 2009

VUELVE EL CINE MUDO



Si actuamos con un poco de espíritu crítico y analizamos como se divulga en los medios de comunicación la política gubernamental en la que, a diario estamos inmersos, nos daremos cuenta de que todo se reduce a gestos escenificados, a dicursos concentrados en una frase o dos, a modo de pildoras. Si nos detenemos y prestamos un mínimo de atención como se 'mueven y actúan' los líderes políticos, apreciaremos por poco observador que seamos, que la mayor parte de la información llega a nosotros es puro artificio gestual de los gobernantes y, también, de la oposición. Titulares sin gran contenido ni consistencia para que los medios abran sus primeras páginas y telediarios... noticias que aparecen hoy para ser olvidadas al día siguiente por otras noticias con otros titulares de igual inconsistencia.

A veces, entre este mundo mediático, surge alguna noticia que sí tiene contenido y, por tanto, continuidad en los titualares, entonces cuando la noticia se prolonga en el tiempo requiere una puesta en escena que dé mayor autenticidad, cualquier argumento necesita ser expuesto, presentado y comunicado bajo un marco escénico que, con su imagen conceptual, haga entender a la 'audiencia' que las palabras que se dicen tienen, precisamente por su presentación, el rigor, la autenticidad que se quiere proyectar. Hay que revestir la noticia y dotarla del dinamismo visual que favorezca a una 'mayor comprensión'.

Pero, en estos últimos días, el Gobierno ha ido aún más lejos, ha llevado la representación de la toma tres vicepresidentes en plenas vacaciones dando imágenes de ellos en sus respectivos despachos ministeriales sentados con otros Ministros alrededor de una mesa fingiendo que conversan y trabajan. Se ha trasladado una forma 'histriónica' de hacer ver su preocupación por los momentos difíciles que estamos pasando. Una representación de la actividad ministerial en apoyo y ejecución de las medidas anticrisis. Esta escenificación que se ha filmado en sus propios despachos es más propio del cine mudo que de la televisión actual. Se han filmado y se han fotografiado a todos ellos en varias reuniones pero no se ha permitido la apertura de microfonos ni magnetófonos que pudieran grabar o abrir blocs de notas con que escribir las declaraciones de los señores del Gobierno. Nadie ha abierto la boca, sólo se han permitido las imágeness... sin sonido ni textos que acompañasen la noticia, parace ser que no era necesario, lo que se quería transmitir era que los gobernantes trabajaban en estas fiestas de Semana Santa. Ahora, es una lástima que cuando se pasen estas imágenes no se proyecten, como en el cine mudo, acompañadas de un pianista que amenice con el 'Paraelisa' , o usando las nuevas técnicas de animación, de los shows televisivos pasando junto con las imágenes aplausos enlatados para dar mayor realce y entendimiento de que la ciudadanía, aprueba y es la que aplaude, el 'gesto informativo' del Gobierno. Una representación memorable, sólo hubiera faltado el típico lanzado de tartas recordando el tan querido cine mudo.
El Sofista de facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

<< Página principal