Náufrago en tierra

viernes 15 de mayo de 2009

IN DUBBIO PRO REO.


En el mundo virtual de Facebook tengo que reconocer que he tenido comentarios de todo tipo, preguntas raras y difíciles pero que se han solucionado con varios escritos intentando explicar y resolver algún temor sobre el medio, también sacarles de algún un error, o de las dudas propias de los no iniciados sobre los mecanismos de ese mundo virtual. Han habido quien me ha elogiado la idea pero que, la particularidad de tener el mismo apellido, no era suficiente crédito para conocerse. Otra constante es manifestar los problemas que, cada uno tiene con nuestro apellido, con respecto a las equivocaciones que la burocracia de la administración de todos los países tienen a la hora de escribir el apellido Femenía. Incluso he tenido opiniones en que han cuestionado mi legitimidad como organizador y creador del grupo Clan FEMENIA, por cuanto se me ha llegado a discutir el derecho a organizarlo, afirmando que 'mi apellido Femenia es el materno y que en el país de quien me escribía no era legal, ya que ellos figuran exclusivamente con el apellido PATERNO que es el único legalmente válido' (SIC)

No obstante la mayoría de comentarios han sido amables y unos pocos hasta elogiosos. También han habido comentarios cariñosos al saber que, no sólo teníamos la coincidencia del apellido, sinó que nuestros abuelos eran del mismo pueblo de sagra (Alicante) y hasta la coincidencia de que nuestros ancestros fueron emigrantes en Argelia. Algunos escritos incluso han derivado en temas existenciales, casi filosóficos y trascendentes expresando y dando opiniones coincidentes sobre la esencia del hombre, en el sentido tal como Aristóteles definía al ser humano, como animal político. Pero como en todo en la vida han habido interpretaciones opuestas y he sido receptor de escritos en los que han expresado razones más que acusatorias y hasta difamatorias, en concreto unas amigas virtuales me acusaron de ser politicamente incorrecto, pero dijeron mucho más, publicamente me acusaron de usar mi página de Facebook de manera sectaria y únicamente para exponer mi radicalismo político y que hacía un mal uso de la página de mi Grupo y que, en definitiva, la usaba con fines poco honestos en vez de procurar ensanchar raíces entre los integrantes del grupo.

Este día estuve buscando argumentos para poder defenderme de sus comentarios, con el propósito y el afán de demostrarles que soy una persona legal, repasé textos del Derecho para demostrarme a mi mismo que me asistía el derecho a defenderme, cuando menos, presentar el suplicante Hábeas Corpus, a fin de evitar acusaciones arbitrarias y, hacer a mis acusadoras una llamada a la cordura para que retirasen sus palabras, o cuando menos, tuvieran en cuenta que la presunción de inocencia es un derecho constitucional y que se consagra como un principio básico en un régimen de libertades y, por tanto, defencer el derecho de opinión que todos tenemos.

Es más, removiendo sentencias del Tribunal Supremo encontré varias que podían sustentar mi defensa 'In dubbio pro reo' es el término jurídico cuyo significado literal es: ante la duda [del que juzga] tienen que fallar en favor del culpable. Este precepto legal nació del derecho romano y, en el que los tribunales de hoy de todo el mundo civilizado, se aplica. Precepto legal que indica que la sentencia de un juez será exculpatoria cuando no hay las pruebas suficientes que avalen la certeza de culpabilidad. Es preferible, en Derecho, aceptar el riesgo de absolver a un culpable antes que condenar a un inocente.

Me pareció buen argumento para sustentarlo en mi defensa y cuando me dispuse a deponer los argumentos razonando mi exculpación escribiéndolo en el muro de mis amigas, las acusadoras habían dado un portazo y se habían marchado para siempre de mi círculo de amistades virtuales. Por tanto no pude defenderme como era mi intención, entonces entendí que el radicalismo estaba más en ellas que en mí, lo que en definitiva no aceptaban eran opiniones distintas a las suyas, tampoco me permitieron contrastarlas para llegar a un consenso.
El Sofista de Facebook

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

<< Página principal