Náufrago en tierra

miércoles 15 de julio de 2009

Le cerilla como reflexión



Hace tanto tiempo que la cerilla está encendida que casi no le queda madera para continuar ardiendo, un cuerpo ya consumido, carbonizado y semierguido marca inexorablemente la vida transcurrida y agotada, sólo un resquicio de madera, sujeta entre los dedos, se mantiene incolume. Pero uno que la sostiene desde hace muchos años, presiente que pronto se quemará los dedos y soltará la cerilla en el vacío, en la inmensidad de la nada. Todo y así, uno lucha positivamente preservándola, con la otra mano, de que un inesperado soplo de aire apague la llama antes de la hora.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

<< Página principal